Ponte a dieta…sin dejar de comer!



Fenomenal comer sano y de calidad, pero hay que ponerse en bikini y a todas nos gusta vernos bien. Así que ahí van algunas pautas para perder kilos y no recuperarlos, de forma muy sana y comiendo de todo.

La base de estas recomendaciones está en que en el cuerpo existen cambios de pH para digerir diferentes alimentos (en la boca es más alcalino y en el estómago más ácido). Las proteínas necesitan un pH más ácido, mientras que los hidratos de carbono necesitan un pH más alcalino para ser digeridos. Los vegetales se digieren bien en cualquier medio, ya sea ácido o básico. Si se mezclan en una misma comida proteínas e hidratos de carbono (por ejemplo, un filete con patatas) el resultado seguirá la siguiente fórmula: ÁCIDO + BASE = SAL + AGUA. Por tanto, los alimentos no son bien digeridos y, además, la sal provoca retención de los líquidos generados en esta mala digestión.

Tener en cuenta esto y practicar una dieta disociada favorece la eliminación de toxinas y una nutrición más eficaz (mejor con alimentos de calidad, es decir, ecológicos).

Las mezclas de alimentos se basan en el siguiente esquema de compatibilidades:

Tabla de combinaciones de alimentos

 

- “NO” indica que esa combinación es incompatible.
- “Sí” indica que esa combinación es compatible.
Los lácteos y las frutas ácidas deberían consumirse solos. La leche de vaca, que es una proteína, es mejor eliminarla de la dieta, pero si no, debe consumirse sola y a ser posible en forma natural, no pasteurizada. Si preocupa la ingesta de calcio, con el consumo de sésamo se aporta una cantidad de este mineral 7 veces superior a la de la leche y de asimilación más fácil. El yogur y el queso CURADO se consideran proteínas.
En cuanto a los ácidos, inhiben la producción de ácido clorhídrico, indispensable para digerir la proteína, o neutralizan el pH alcalino necesario para digerir bien los hidratos.

Los vegetales y las frutas subácidas van con todo: proteínas e hidratos de carbono. Las grasas se digieren bien con hidratos de carbono.

Para hacer que en la cocina de casa esto sea práctico (que de eso se trata), vamos a tratar de aclarar qué engloban cada uno de los términos que aparecen en el cuadro.

PROTEÍNAS: aquellos alimentos que contienen, al menos, un 15% de materia proteínica. Proteínas concentradas: carne, embutidos, pescado, aves, huevos (los huevos duros pueden resultar indigestos), yogur y queso curado. Proteínas ligeras: legumbres (lentejas, judías y garbanzos), hongos, frutos secos, guisantes, soja y sus derivados, cereales integrales.

VEGETALES: lechuga, apio, col, coliflor, espinaca, pepino, espárragos, cebolla, berenjena, nabo, berro, puerro, calabacín, judías verdes, pimientos verdes, rábano, zanahoria, alcachofa, etc. EXCEPCIONES: la patata es fécula y el tomate es fruta ácida.

HIDRATOS DE CARBONO: aquellos alimentos que contienen, al menos, un 20% de féculas y/o azúcares. Féculas: plátano, patata, cacahuetes, todos los productos a base de pasta, arroz, pan, tartas y pasteles, cereales refinados. Azúcares: azúcar integral, moreno y de caña en bruto, fructosa, miel, jarabe de arce, frutas secas dulces (pasas, dátiles, higos, ciruelas).

GRASAS: aceite de origen animal o vegetal. Animal: mantequilla, nata, manteca, sebo, carnes grasas. Vegetal: Aceite de oliva, de soja, de girasol, de sésamo, de maíz, de cártamo, todos los aceites de frutos secos.

FRUTA: Ácidas: naranja, mandarina, pomelo, lima, limón, fresas, arándanos, piña, tomate. Semiácidas: manzana, pera, melocotón, cereza, uva, albaricoque, nectarina, ciruela, etc. EXCEPCIONES: el plátano es fécula y las frutas secas (pasas, higos, dátiles y ciruelas secos) se cuentan como azúcares. Melones: sandía, melón, papaya, etc., se recomienda su consumo aislado (tomarlas solas) para una mejor digestión.

Amigas, adiós a los bocatas de jamón, a los macarrones con chorizo, a la tortilla de patata,… A partir de ahora, a sufrir masticando sándwiches vegetales con patatas fritas, farfalle primavera y tortilla de calabacín o berenjenas…

Farfalle primavera

Al principio el cambio de “chip” es lo que más cuesta, pero elaborar platos sabrosísimos a partir de nuevas combinaciones es cuestión de imaginación.

Algunas máximas que no hay que olvidar:

1. Las proteínas siempre con ensalada (sin tomate y aderezada con vinagre de manzana o salsas, ¿con fruta? Pues con manzana…) o con verduras, mejor crudas, pero si son cocinadas, es preferible hacerlas a la plancha o al horno.

2. La fruta es mejor tomarla en ayunas, a media mañana o por la tarde. Si no, 30 minutos antes de comer. La piña ES LA ÚNICA FRUTA que se puede tomar de postre DESPUÉS DE COMER. Recuerda que el tomate es una fruta ácida.

3. Moderar el consumo de alcohol. Evitar tomar bebidas gaseosas y azucaradas (ojo a bebidas light). Tomar abundante agua, una copa de vino al día, cerveza sin alcohol y zumos naturales. Es muy recomendable que si se toma zumo de naranja, se expriman éstas y se añada el zumo de medio limón (ayuda a segregar ácidos biliares que el zumo de naranja SOLA inhibe).

HÁBITOS GENERALES

- Evita comer hasta reventar… Es mejor aumentar el número de comidas en el día.
- Esperar una hora (aproximadamente) después de cenar para acostarnos.
- Beber agua antes de irse a la cama y hacer lo mismo durante la noche si parece que la sensación de hambre se despierta.
- Para favorecer procesos de eliminación de toxinas puedes tomar agua con una rodaja de limón o lima. Un remedio desintoxicante muy potente es el Lymphomyosot, de laboratorios Heel (de venta en farmacias).

Lymphomyosot
ALGUNOS EJEMPLOS:

DESAYUNO
Cereales/Tostadas de pan con aceite de oliva (y un toque de saludable ajo).
Café o té: 1 vez al día, con azúcar moreno o miel.Leche vegetal: la de avena de herbolario está deliciosa con el té (con el café a mí no me gusta).

COMIDAS/CENAS
Ensaladas en todas sus variantes: de vegetales, de verduras, de legumbres, con frutos secos, ahumados, etc.
Ensalada de pollo al curry: lechuga, cebolla cruda, pollo asado desmigado, curry en especia espolvoreado por encima y un buen chorro de aceite de oliva.
Ensalada de espinacas con jamón serrano y queso curado: espinacas crudas, cebolla o ajetes tiernos dorados en la sartén y lonchas de jamón serrano y dados de queso cubriendo toda la ensalada, aliñada con aceite de oliva, limón y sal.
Ensalada de boletus: doras ajos en sartén y añades un mix de setas y los sirves sobre una verdura que te guste (lechuga, espinacas, canónigos, endibias,…), los aderezas con aceite de oliva, tomillo o romero (elige las especias que te gusten).
Verduras: a la plancha (sobre tostas integrales son deliciosas), al vapor, en pisto, rehogada, en cremas, sobre hojaldre,…
Sandwich vegetal (lechuga juliana, cebolla y zanahoria, poner espárragos blancos o verdes a la plancha y alguna salsa de mostaza), acompañado con patatas fritas bien escurridas sobre papel.

Contadme cómo os encontráis después de 3 meses comiendo así, a través del blog, Facebook y Twitter.

Nos vemos!!



Sin comentarios todavía

Responder

Current ye@r *