Pasados por agua



Así queremos pasar ya la mayoría de los días con este calor… Y aunque cualquier opción es buena (especialmente en Madrid), vamos a ver algunas diferencias importantes a la hora de elegir donde remojar el palmito, porque el agua es un agente terapéutico y de belleza, y ya los griegos documentaron el uso de las aguas termales y mineromedicinales en los balnearios. Yo descubrí todas las maravillosas opciones que posee el agua en mi módulo de Hidroterapia y Balneoterapia del curso de Naturopatía.

Cuando el termómetro se dispara, la manguera y la hamaca en la terraza de casa, al más puro estilo “Hawai-Bombay” de Mecano siempre es una opción, pero la piscina municipal o de algún amigo, a ras de césped, es lo que predomina. Sin embargo, todos hemos padecido los efectos del insoportable cloro: piel seca, ojos rojos, e incluso cambio de color en el pelo (mechas verdes), en el peor de los casos.

A mí el año pasado me tocó pasar el verano en Madrid, igual que éste, y busqué algunos sitios cerca de Madrid para ir a hacer escapadas en un día y disfrutar de algo diferente. Y de perdidos… al río! Las presillas, con pateada a primera hora y visita al Paular, o las piscinas de Buitrago de Lozoya con cena en la plaza y paseo por el pueblo son dos de mis elecciones preferidas para huir del calor disfrutando de entornos naturales que me atraen bastante más que la pisci, a la que voy simplemente a nadar.

En el río Cabriel

En el río Cabriel

Por supuesto, siempre que puedo, el mar es mi termorregulador preferido. Es como un calmante generalizado. No sólo le sienta de maravilla a mi piel grasa, junto con los baños de sol, si no que los sonidos en la playa del agua y las gaviotas son mis mejores agentes terapéuticos.

Afortunadamente ahora no tenemos que recorrer muchos kilómetros para disfrutar de los beneficios del agua, aunque sea clorada, en los SPA en la ciudad. Ya el mero hecho de estar en una piscina con agua caliente y el efecto de los chorros es relajante. Lo ideal es hacer un recorrido en un balneario que además de la zona lúdica, tiene aguas mineromedicinales (ferruginosas, bicarbonatadas, sulfurosas, sulfatadas, sódicas magnésicas, cálcicas e incluso radiactivas) con diferentes indicaciones. En Madrid podremos encontrar una buena opción en Carabañas.

Balneario en Carabañas (Madrid)

Balneario en Carabañas (Madrid)

Además de que el agua puede cargarse de aguas mineromedicinales al recorrer la tierra para aflorar en manantiales, también puede hacerlo a diferentes temperaturas (las termas eran famosas en Roma), cuyo efecto también resulta terapéutico. Las vacaciones son una etapa estupenda para aprovechar todas las buenas propiedades del agua si nos informamos de los recursos naturales con los que cuenta nuestro destino.

Caldeiras en Sao Miguel (Azores)

Caldeiras en Sao Miguel (Azores). El agua sale del interior de la tierra caliente y se mezcla con el agua fría del río.

Seguimos conectados en Facebook y Twitter!



Sin comentarios todavía

Responder

Current ye@r *