Para estar bella hay que estirar



El sábado por la mañana en el retiro con MQC, después de los 5K en los que corrí realmente cómoda (como se nota la constancia de los entrenos, aunque sean pocos), Tamara Sanfabio no se saltó los estiramientos a pesar de que seguía lloviendo y todas llegamos caladas. Y es que el estiramiento es otro de los imprescindibles de la belleza y un antídoto anti-estrés infalible.

Running, MQC, 5K, estiramientos, gestión del estrés

Romy y yo después de la carrera, esperando el sorteo. Fuimos con el grupo de Tamara Sanfabio.

Estirar los músculos, no sólo ayuda a recuperar el cuerpo después de haber realizado un ejercicio y previene lesiones, sino que libera la tensión mental acumulada y estiliza la figura mejorando nuestro aspecto, porque activa la circulación y la oxigenación de los músculos.

Es muy importante aprender a estirar bien porque si no, puede resultar contraproducente. El ABC del estiramiento es que nunca debe realizarse con los músculos en frío, hay que realizarlo de forma suave y mantenida (sentir tensión sin dolor), y la respiración debe ser lenta y controlada (nunca mantener la respiración al estirar!).

Yo aprendí cuando era adolescente, gracias a una combinación teórico-práctica basada en el mítico libro “Cómo rejuvenecer el cuerpo estirándose” de Bob Anderson, que mi tío Fermín, entrenador de atletismo por aquel entonces, me regaló y a una práctica que me resulta innata por el ballet. En las clases, trabajábamos la flexibilidad mediante estiramientos que consumían una parte importante del tiempo, así que estirar para mí es como respirar, lo llevo integrado y me resulta casi más importante que hacer ejercicio. Me relaja instantánea y profundamente. 

Estiramientos, gestión del estrés, ejercicio físico

Libro de estiramientos de Bob Anderson con el que practico

Yo suelo dedicar entre 20 y 30 minutos 3-4 veces a la semana. Los días que no hago ejercicio estiro para relajarme y cuando hago ejercicio, para recuperarme. He confeccionado una tabla a la carta, que modifico en función de lo que necesito, dándole especial importancia a mi espalda, porque acumulo mucha tensión y tengo tendencia a que se me formen contracturas, y a mis piernas porque he heredado la circulación de mi madre y me resisto a que se acumule la celulitis…

Puedes consultar en el gimnasio o a tu entrenador personal, sobre todo para corregirte. Con una guía completa como este libro, podrás diseñar tus tablas personalizadas y aprender a estirar en cualquier situación (tiene una parte dedicada a los estiramientos que se pueden hacer mientras ves la tele).

Y para la tonificación del rostro,  os dejo esta referencia “Gimnasia Específica Para El Rejuvenecimiento Facial”, que también incluye estiramientos. Cuando termine la lectura comentamos…

Espero que os haya gustado el post de hoy y disfrutéis tanto como lo hago yo al practicar stretching…



Sin comentarios todavía

Responder

Current ye@r *