Previa motivación



Empieza la semana y yo sigo con mi firme propósito de comenzar con la natación, pero para esto, necesito varios extras de motivación.

Como todo, la motivación, también se aprende. La base y lo que permite mantenernos sin rendirnos a la tentación de abandonar a la primera de cambio es el Pensamiento Positivo. Todas las personas tenemos hábitos de pensamiento que potencian o atenúan nuestro estado emocional, por tanto, potenciar el pensamiento positivo nos permite ser más felices, afrontar mejor las dificultades, mantener altos los niveles de hormonas que provocan placer, reforzar el sistema inmune y gestionar el estrés.

Cuando me preparé como “Experto en Docencia Universitaria”, uno de los cursos que más me marcaron fue el de la Motivación. Antes de entrar en aquella sala, en la que me fue revelado el antídoto contra la frustración y el desánimo, era una persona convencida de que la motivación era algo que el profesor debía inculcar al alumno. Y realmente me sorprendió que el experto en Pedagogía y Psicología afirmara que la motivación es algo intrínseco y que el profesor sólo puede ayudar al alumno a encontrar aquello que le motiva de forma particular, pues todos somos diferentes y no nos mueven las mismas cosas. De nuevo, la motivación debe ser personalizada y MANTENIDA.

Motivación, Ejercicio físico, gestión de estrés

Mi título de experto en docencia universitaria

Lo primero que hay que hacer para trabajar la motivación es fijar un objetivo REALISTA y, por tanto, ALCANZABLE. Así, al lograr nuestra meta, aumentará la confianza en nosotros mismos y subirá nuestra autoestima. Mi objetivo es integrar la natación entre mis actividades CARDIO de rutina para mantenerme en forma.

Lo segundo, es buscar y asentar tus propias razones, que serán tus pilares, pues te ayudarán a superar los momentos de flaqueza. No te cortes y haz una lista que incluya TODO lo que sea importante para ti; recuerda que debe ser a la carta! En mi caso, como confesé en mi post anterior, necesito variar las actividades para no aburrirme, así que he optado por la natación porque:

- Complementa al running y a montar en bici, al trabajar la parte superior del cuerpo sin cargar las articulaciones que tanto sufren, especialmente al correr.

- Puedo ir a la piscina cubierta cuando hace mal tiempo y no me apetece calzarme las zapas o sacar la bici.

- Fortalezco mi corazón, aumento mi capacidad pulmonar y mejoro la movilización del diafragma, que se me contrae con mucha facilidad, favoreciendo la relajación y, por tanto, eliminando el estrés.

- Ejercito mi espalda, relajando los músculos y eliminando de forma gradual las contracturas que ya tengo, y previniendo que se formen nuevas.

- Estilizo mi figura.

El tercer paso, es mantener activo el PENSAMIENTO POSITIVO. Esto te permitirá tomar perspectiva y superar estados de ánimo de pereza o desilusión, evitando que vuelvan a dominar los antiguos hábitos arraigados. No sé vosotras, pero yo cuando se trata de ir a la pisci, caigo en retahílas tipo “buf.. qué rollo + excusa X (el mal tiempo, mi cansancio, arreglarme el pelo, preparar la bolsa con todos los bártulos y un extenso etcétera)”. Cuando os sorprendáis dándoos estas “razones” a vosotras mismas, respirad y poned en marcha el Pensamiento Positivo para neutralizarlas. Es como ser contigo mismo tu mejor amigo, que te ayuda a ver tu lado positivo, siendo sincero, animándote a cumplir los objetivos que te propones. Para mantener activo el Pensamiento Positivo hay que entrenar la mente, pues su misión es estar alerta del peligro para sobrevivir y su tendencia natural es la de fijarse en lo negativo, como explica Elsa Punset en su libro “Una mochila para el universo” (otro que tengo subrayado). La técnica más extendida para centrar la mente es la meditación. Hay muchos tipos de meditación y dedicaré un post al tema. Si no has meditado nunca (o te cuesta), prueba a hacer este ejercicio: al levantarte, da las gracias por 3 cosas buenas que tengas y al final del día, piensa en 3 cosas buenas que te hayan pasado a lo largo del día. poco a poco serás consciente del notable cambio.

Relación emoción-mente-cuerpo

En este libro, Elsa Punset explica la relación emoción-mente-cuerpo

Yo he estado preparando mis neutralizaciones para cuando me surja el “qué pereza…”:

1. Salir de casa ahora, con el mal tiempo que hace: CON EL AGUA CALENTITA SEGURO QUE ESTOY MEJOR NADANDO QUE PASANDO FRÍO SI SALGO A CORRER O MONTAR EN BICI. Pensándolo bien es una alternativa genial para cuando hace malo.

2. Salir con la cabeza mojada cuando hace frío: APROVECHARÉ PARA DEJAR ACTUAR LA MASCARILLA CON EL PELO BIEN ESCURRIDO Y PEINADO EN UN MOÑO. SI TAPO CON UN GORRO PARA QUE LA MASCARILLA PENETRE MÁS, MEJOR! Es como cuando voy al SPA…

3. Tener que arreglarme el pelo cada vez que vaya a la piscina, con lo que se me estropea a mí el pelo con el cloro: BUSCARÉ ALGÚN TRUCO PARA QUE MI PELO NO SUFRA Y PODER DISFRUTAR DE TODOS LOS BENEFICIOS QUE ME DA NADAR. Estoy preparando ya el próximo post para ir divinas a la pisci, preparando debidamente pelo y piel.

4. Si se me da fatal respirar y no soy capaz de hacer 4 largos seguidos: ME PUEDO APUNTAR A CLASES DURANTE UN TIEMPO Y MEJORAR MI TÉCNICA PARA DISFRUTAR DE UN DEPORTE QUE ME VA A VENIR FENOMENAL.

5. Hacer y deshacer la bolsa con todas las cosas: PUEDO DESTINAR UNA BOLSA EN LA QUE DEJAR PREPARADO TODO LO DE LA PISCINA.

El último paso es la puesta en marcha! Me he apuntado a la actividad de natación que van a sacar en Bubbles Community, que me encaja a la perfección, porque puedo ir a recibir clases cualquier sábado de 10:00 a 10:45 (o de 11:00 a 11:45 cuando el primer turno esté completo), con monitor de natación, todo el material, dorsal de Uno entre cien mil incluido, estiramientos guiados y tentempié!. La ventaja más importante para mí, que son clases sueltas y no importa que falte, vamos que sólo voy cuando me viene bien.

Lo mejor de todo es el subidón que tengo por ser capaz de ir cumpliendo el propósito que me marqué para 2014!

Espero que apuntéis bien los pasos para motivaros en todo lo que necesitéis a partir de ahora y, por qué no! Vernos en la pisci NADANDO CONTRA LA LEUCEMIA INFANTIL…

No os perdáis el próximo post con el mejor material técnico para disfrutar de la natación y los mejores trucos para mantener a salvo del cloro pelo y piel. conecta con Sciene in Beauty en Facebook y Twitter.



Sin comentarios todavía

Responder

Current ye@r *