Mimos, mimos y más mimos.



La semana pasada, comiendo con una buena amiga le comentaba lo bien que sienta el blog! Dedicarle tiempo a este espacio es dedicarme tiempo a mí, reflexionar sobre lo que es importante, seleccionando lo que realmente es destacable para crear  una base saludable sobre la que sembrar la belleza personal de cada uno, en todos los sentidos, bajo mi punto de vista.

¿Y sabéis qué? Soy una persona realmente feliz. Me siento como una princesa de cuento (Fiona sí, ero princesa al fin y al cabo). Son 24 las horas que dura mi día, como el de todo ser humano, y las reparto, entre un trabajo fuera de casa que me tiene enganchada, el trabajo dentro de casa al que le dedico mi tiempo gustosa porque mantener mi ambiente agradable y cocinar para la salud y el deleite me afecta muy positivamente, mi tiempo de ocio-salud que me sube la moral y el descanso.

Mi cuerpo responde a cuidados que no me suponen ningún esfuerzo porque veo los resultados, mientras mi mente mantiene un grado de motivación óptimo y mi alma disfruta de la sensación de plenitud cuando estoy con la gente a la que quiero.

Desde que comencé a trabajar con la gestión del estrés, simplemente me he relajado tan significativamente que soy capaz de vivir disfrutando mucho más con lo mismo.

En casa, desde la semana pasada, he estado sudando a base de cargar carretillas de tierra, transportarlas a la terraza, cribar tierra, cavar,… Y parece que esto no tiene fin, pero en vez de pensarlo, he estado proporcionándome mis grandes momentos!

El fin de semana pasado, en Buitrago de Lozoya, montando a caballo con amigos que hacía mucho que no veía y disfrutando de un cordero asado/solomillo a la brasa exquisitos ambos, con ensalada y buen vino.

Vistas Buitrago de Lozoya

Vistas de Buitrago de Lozoya desde la Hípica

Paseo a caballo por los alrededores de Buitrago de Lozoya, con Bubbles y Uno entre cien mil.

Paseo a caballo por los alrededores de Buitrago de Lozoya, con Bubbles y Uno entre cien mil.

Y este fin de semana en el Parque Natural de las Hoces del Duratón, haciendo un recorrido en piragua y desayunando (fruta ecológica, claro) en un paraje espectacular desde una perspectiva única, conociendo a gente encantadora.

Recorrido en piragua por las Hoces del Duratón

Recorrido en piragua por las Hoces del Duratón

Vistas impresionantes del Parque Natural desde una perspectiva diferente

Vistas impresionantes del Parque Natural desde una perspectiva diferente

Con Pablo, bombero cañero, con Bubbles y Uno entre cien mil.

Con Pablo, bombero cañero, con Bubbles y Uno entre cien mil.

He trabajado las piernas (sigo con agujetas en los abductores, después de dos semanas, a pesar de que he estirado todos los días), y los brazos, porque estuvimos remando algo más de tres horas. Pero mi piel necesita un repaso por la exposición al sol, la cantidad de crema protectora y el exceso de sudoración por el ejercicio…

Toca visita al centro de estética y además de una limpieza facial profunda, voy a probar una de las últimas tendencias de belleza sin cirugía para lifting: masaje Kobido facial y corporal. Es un masaje de belleza japonés que estaba restringido a la realeza, que activa la circulación, favoreciendo la eliminación de toxinas e iluminando la piel, reduce tensión muscular facial y la flacidez.

Masaje Kobido
Prometo contároslo todo!

Seguimos en contacto a través de Facebook y Twitter.



Sin comentarios todavía

Responder

Current ye@r *