La mejor hidratante según la OCU



Hoy me ha dado por echar un vistazo al blog y he visto que no he publicado nada desde el año pasado! Así que, aunque sea en el último trimestre del año, voy a retomar las publicaciones.

Y dado que la OCU ha vuelto a la carga con uno de sus bombazos que nos toca de cerca, toca dar un giro más técnico al blog.

El estudio quiere establecer cuál es la hidratante mejor aceptada. Yendo a los detalles técnicos, los parámetros expuestos parecen válidos aunque:

1. No se determina la edad de las voluntarias ni las condiciones de reclutamiento.

Esto es un hecho importante cuando se maneja un número tan bajo de voluntarios. Debe existir un criterio bien establecido para la participación en el estudio: mujeres de la misma edad, con los mismos hábitos en el cuidado de la piel y otros que se consideren oportunos.

Por otro lado, si se evalúan 17 cremas y son 20 las voluntarias, ¿cuántos productos evalúa cada una?

2. Se afirma “A la hora de valorar la eficacia en hidratación, no hemos hecho distinción entre los ingredientes porque lo que importa es la suma de todos ellos, o sea, la fórmula”.
Puesto que la base de CUALQUIER FÓRMULA es una emulsión que contiene AGUA Y ACEITE, las hidratantes siempre hidratarán per sé!. Y así se establece en el estudio… “Todas las cremas mejoran la hidratación de la piel respecto al día 0, que era antes de aplicarlas, con la piel limpia de cualquier tipo de crema”.

3. La obtención de resultados se realizó en base a medidas objetivas (con sonda) y a un test subjetivo en el que las voluntarias aportaban su opinión.
Dado que el resultado del estudio fue que todas las cremas cumplían con el objetivo del estudio, “La clasificación de los productos se ha hecho en función de las diferencias observadas”. Esto es, la clasificación se basa en la OPINIÓN de 20 mujeres. Y esto, se relaciona también con la cuestión final del punto 1 (¿cuántos productos evaluaba cada voluntaria?).

Todo esto hace presumir que el estudio no realiza una evaluación potente

Además, si os fijáis en los envases, se puede leer en las etiquetas de algunos productos, efectos que matizan la reivindicación principal de los productos que es la HIDRATACIÓN. Y querid@s, ahí radica la diferencia, que NO TODAS LAS CREMAS SON IGUALES Y NO TODAS HACEN LO MISMO. Podéis encontrar la opinión de dermatólogas al respecto en una noticia de ABC.
El estudio de la OCU es demasiado básico, en el sentido de valorar únicamente la HIDRATACIÓN.

Realmente no creo que sea bueno este tipo de publicaciones por parte de la OCU, porque el consumidor final NO ES UN EXPERTO EN EL CAMPO y se le puede generar mucha confusión.

La I+D, los activos que se introducen en los productos y las reivindicaciones acorde con los mínimos que establecen las autoridades no son muy accesibles para l@s usuari@s.

crema-hidratante-lidl

Otro dato IMPORTANTE es que el SPF 4 indicado en la página de la OCU, NO LLEGA AL MÍNIMO ESTABLECIDO POR LA COMUNIDAD INTERMNACIONAL EN CUESTIONES DE PROTECCIÓN SOLAR, que está en SPF 6.

Ante esta situación, en mi opinión tan alarmante, desde Invitrotecnia vamos a sumarnos de forma activa a la labor de comunicación que hacen otros blog muy serios, como The Beauty mail de Cris Mitre.

Podéis seguirnos en Facebook!



Sin comentarios todavía

Responder

Current ye@r *