Tratamiento depurativo integral



Hace unos días leí un post sobre los batidos verdes de las celebrities que tan de moda están, en un blog de la revista Lecturas (creo recordar). En él, se detractaba la ingesta de estos preparados para desintoxicarse porque el cuerpo ya realiza este proceso de forma natural, afirmación que la autora compartía por estar avalaba por una nutricionista.

Hoy termino los 9 días de cura de desintoxicación a base de sirope de savia de arce, un año más… Y me gustaría dar mi opinión al respecto.

Lo primero de todo, repetir, tal y como publiqué en un post anterior sobre la celulitis, NO ES UNA DIETA DE ADELGAZAMIENTO! 

copy-Sirope-de-Savia1

¿Por qué mi círculo más íntimo y  yo hacemos esta cura una vez al año?

Porque, aunque el cuerpo tenga herramientas para eliminar toxinas, mi ritmo de vida hace que mi descanso, mi alimentación y mis niveles de estrés no sean los más recomendables. Personalmente, me gusta cuidarme. No se trata de tener mejor apariencia o sentirme bien conmigo misma, para mí es una cuestión de SALUD. Y mi meta en la vida es jubilarme teniendo el cuerpo lo más saludable que pueda para tener CALIDAD DE VIDA.

¿Cómo hacemos la cura de desintoxicación?

Lo primero que hicimos antes de empezar fue leernos un libro en el que se explicaba exhaustivamente la cura. Así supimos qué cosas podíamos esperar, qué era normal, etc.

Dentro de las variantes que hay para poder realizar esta cura, nosotros escogemos hacer el ayuno completo durante 9 días (sí, 9 días tomando como alimento un brebaje que sabe bien!). Siguiendo las instrucciones que aparecen en los links anteriores, preparamos el sirope con zumo de limón y cayena. En esta cura, es OBLIGATORIO ir al baño TODOS LOS DÍAS, de manera que también hay que tomar una infusión laxante por la noche (así comienza la cura, con una infusión laxante el día X por la noche) y por la mañana. Si se padece algo de estreñimiento durante la cura se deben tomar más infusiones o poner dos bolsitas en vez de una (vamos, que si no vas al baño aumentes frecuencia o cantidad de laxante).

El ritmo de vida debe ser más bajo de lo habitual, parando de hacer ejercicio y, lógicamente las salidas sociales. Sin embargo, no hay que suprimir actividades cotidianas ya que el sirope aporta 900Kcal/L y hay que tomarlo a demanda para NO PASAR HAMBRE.

Se pueden tomar infusiones (evitar café y té por los excitantes) y cerveza 0,0 (NO SIN!).

¿Qué efectos tiene? 

Lo que notamos nosotros principalmente es:

1. Dormimos más: al retirar los excitantes y bajar la actividad, el cuerpo tiene tiempo de descansar y en general son días en los que duermes más, básicamente porque al no tener la obligación de preparar cena, con lo que todo ello conlleva después: recoger la cocina, el comedor, lavar los platos, etc., disfrutas de más tiempo y al final del día, tirarse en el sofá es garantía de descanso seguro y de calidad.

2. Cambios en el cuerpo relacionados con la desintoxicicación: en mi caso, dolor de cabeza los primeros días, que puede pasar si no vas lo suficiente al baño o si estás muy a tope de toxinas (esto va desapareciendo a medida que pasan los días); me salen granitos en la piel (la piel es un gran órgano excretor y ahora toca pedir cita en el centro de estética!) y, a medida que pasan los días, aumenta su hidratación y su tersura (yo en estos días no utilizo el bálsamo labial al que suelo ir pegada como una lapa); el pelo y las uñas brillan más, y hay pérdida de volumen corporal primero, y de peso después (esto desgraciadamente también se recupera cuando se vuelve a retomar el ritmo de vida normal).

3. Mejora en estado mental: al final de la cura, la mente está más ágil y con mayor poder de concentración, además de que te sientes mejor y te ves mejor.

¿Que inconvenientes tiene?

No todos los momentos son buenos para hacer la cura, porque el trabajo te exija tener salidas con clientes que giren en torno a la comida, porque estás entrenando o porque tengas un ritmo frenético con los niños y demás obligaciones. Realmente, para hacer un ayuno parece que no hay momento bueno nunca!

Además de que las circunstancias acompañen, es necesario estar preparado psicológicamente, porque no masticas en 9 días… Depende de cómo sea la persona (cada uno tenemos nuestras debilidades y nuestros vicios), a unos les costará más y a otros menos (a mí no me cuesta demasiado, la verdad… me costó infinitamente más dejar de fumar) y es necesario DISEÑAR LA CURA PARA QUE SE ADAPTE A TÍ (esto no debe implicar SUFRIMIENTO). Si te cuesta mucho puedes hacer el SEMI-AYUNO, en el que sustituyes dos comidas por sirope y realizas una comida SANA Y LIGERA al día.

Te ves una cara rara los primeros días y a veces se pasa frío. Durante el proceso al que se somete al cuerpo, los primeros días te ves regular. Aunque es normal porque es como destapar el “bote de la toxinas” y dejarlas circular libremente, para deshacerte de ellas, sí, pero no anima mucho verse así (yo me veo ojeras y un color rancio en la piel). Ya os he contado que al final, la cosa cambia 180º! En cuanto a destemplarse también es algo normal, que se pasa echándose una chaqueta por encima , porque también terminas regulándote.

¿Qué opinión me merece la cura de desintoxicación de sirope?

Éste es el 5º año que la hago, por lo que podéis imaginar que estoy totalmente a favor, SIEMPRE Y CUANDO SE HAGA EN CONDICIONES ADECUADAS Y CONTROLADAS. Ante todo, sentido común, por favor!

Hay gente que toma batidos verdes, que hace hidroterapia de colon, el sirope… sea lo que sea, hay que informarse bien y cumplir con los requisitos mínimos que los fabricantes o los expertos recomiendan. Creo que las prácticas de desintoxicación EN ESTAS CONDICIONES, son esenciales hoy en día. Nos alimentamos a base de comida madurada en cámaras, comida rápida, tapas en los bares, acompañadas por alcohol y bebidas sintéticas normalmente azucaradas o con muchos aditivos, dormimos poco por lo general, y el cansancio se hace crónico según pasan los años; el estrés es algo habitual y ya sabemos lo mucho que altera los procesos fisiológicos del cuerpo (especialmente afecta al sistema cardio-circulatorio y al inmune) y al cuerpo le sienta bien un respiro!

Feliz fin de semana!



Crónica de mi Primera Media Maratón



Después de este tiempo de estar durmiendo lo justo, saltarme comidas la mayoría de los días, dejar salidas de correr, stretching, padel y no sé cuántas cosas más, por fin me siento a publicar esta crónica.

Domingo 29 de Marzo de 2015.

A las 7:00 sonaba mi despertador. Alargué media hora el descanso porque en los días anteriores (incluida la noche del sábado al domingo) me desvelé por el dolor de garganta y de oídos que tenía, que achaco a la bajada de defensas por el estrés que estoy teniendo. Sabía que el descanso era uno de los puntos fundamentales para poder correr mi primera Media.

Mientras me levantaba de madrugada a prepararme una manzanilla con anís, bien calentita para mi garganta (me dolía mucho al tragar aquella noche), pensaba: ”a lo mejor deberías rajarte… no estás en tu mejor momento para correr 21km 400 metros: no has descansado bien, estás baja de forma por el bajón y porque no has tenido tiempo de entrenar en condiciones”.

Era tentador, la verdad, pero había estado esperando ese día medio año… Alba García se ofreció para dirigirme los entrenos en la distancia, y estuve entrenando 2 veces a la semana hasta octubre. Después de las vacaciones, una reorganización de la empresa, volvió a cargarme de trabajo y tuve que bajar los entrenos a una vez a la semana (y a veces a ninguna). Pero era uno de los objetivos que me había propuesto para este año y no iba a dejar vencer tan fácilmente.

La noche anterior lo dejé todo preparado: prendas que iba a vestir para correr, camiseta de repuesto, desayuno (avena con leche de avena: una ración moderada), zumo de manzana con brócol, pastillas de glucosa, Metrobus y clínex a tutiplén.
“Siempre puedes parar y coger el metro, así que corre con cabeza y ¡lo intentas!”, me dije.
Así que, cuando sonó la melodía de arpa del iPhone, me vestí decidida, me recogí el pelo, desayuné y salí.

Habíamos quedado un grupete de amigos para correr juntos. Y allí nos vimos Alfredo (Gadget para los amigos), un amigo suyo (César?), Josan, Pablo y yo.

2015-03-29 09.16.10

La carrera empezaba a las 9:05, para los primeros situados en línea de salida… para los que íbamos allí de novatos, comenzó a las 9:22. Nos dio tiempo a ir al baño, a estirar, me tomé el zumo tranquilamente y coloqué el cortavientos con todas mis cosas estratégicamente a modo de riñonera para que me fuese cómodo correr. Estaba lista.

Empezamos a trotar y el ritmo que llevábamos era bueno. No muy cómodo, pero a mí me pasa que durante los 2-3 primeros kilómetros necesito “encontrarme”, sobre todo, dar con la respiración que me permite disfrutar de correr.

Pasaron 2 km, 3 km y no terminaba de entrar en la carrera. En el km 5 paré en una cafetería y entré al baño “Chicos, voy al baño. No me encuentro bien. Ahora os alcanzo”. Tenía molestias en la tripa, pero la parada en boxes no dio el resultado que yo esperaba y seguía encontrándome regular. Subí el ritmo ligeramente e iba avanzando para alcanzar a Pablo y a Josan, pero en el km 8, decidí que sin estar a tope, aquel sobre-esfuerzo no merecía la pena. Ya había hecho casi la mitad…

Km 10 y otra vez al baño. Tenía ganas de vomitar y me dije que si me agarraba a la taza del wáter, cogería el metro y mandaría un mensaje para que no me esperaran.
Me miré al espejo, respiré y me tranquilicé. Recuperé el aliento (me vi morada!), me soné la nariz bien y volví a decidir que estaba allí, que si me volvía a encontrar mal, la siguiente parada sería la boca de metro más cercana.

Km 12 y me dije: “Ahora empieza la carrera para ti. Coge tu ritmo, respira y disfruta, que es lo que has venido a hacer!”. Primer subidón de adrenalina. Fui tranquila y llegué al km 14. Faltan 7 km, María”. Y en vez de pensar que era un tercio del total (y ya había hecho dos!), pensé que me empezaba a molestarme le pie… “Corrige! No pienses en lo que te molesta… evalúa cuánto –moví el pie dentro de la zapa y no era para tanto-, respira! Inspira en uno, espira en 2, 1-2, 1-2… “ Segundo subidón de adrenalina. Otra vez en la carrera.

Km 17, después de una subida importante, notaba las piernas ya cansadas y me seguía molestando el pie… Y otra vez enderecé los pensamientos. Esta vez, miraba a la gente a la que rebasaba. Desde el km 12, mucha gente trotaba y yo les adelantaba porque iba con algo más de ritmo. A la altura del km 17 me encontré con dos señoras (yo diría que entre los 50 y 60 años) y una de ellas le hablaba (no sé como podía articular palabra!) a la otra dándole consejos para llegar. Aflojé un poco y me quedé escuchando lo justo como para poder seguir corriendo con la cabeza mandando.

Del km 17 al km 20 os puedo asegurar que he pasado una de las pruebas más duras de mi vida. Me estuve debatiendo entre parar y seguir corriendo durante esos eternos 3 km. Creo que si no llega a ser por toda la gente que estaba en aquella cuesta gritándonos: “Vamos, lo peor ha pasado! Ya lo tenéis! Ánimo!”, hubiese echado a andar, como la mayoría de la gente a la que seguía rebasando. Sin duda, gracias a eso “algo” que te recorre el cuerpo en ese momento y tiras hacia delante!. Pero siempre veía a algún señor mayor (ancianos!) o a alguien que lo intentaba con todas sus fuerzas, y me decía: “si él/ella puede, tú también. Tranqui, respira!” y otro chute de adrenalina que me permitía seguir un poco más.
Sonó el móvil. Un wasap: mi chico “Ánimo campeona!”. Mi cabeza: “Vamos! Sigue!”

Cuando llegué al km 20 y vi los arcos que marcaban los metros del último km, por poco me pongo a llorar (no es broma)! Y entonces… Gritos: “Vamoooos Mary!!! Que ya llegas!” Ya sabía que iba a terminar y más con mi chico y mi perra en meta animándome. Levanté los brazos y sonreí, concentrada en respirar, claro (hasta me dio para esprintar y pasar la meta).

Dos horas y cuarto corriendo, sin saber cómo había llegado hasta allí. Pero lo había hecho.
Mi cabeza había ganado aquella carrera. Poco a poco, paso a paso, bajón tras bajón, lo hice. Pude animarme, pensar el positivo, remontar y seguir. 21km y 400 metros a pesar de todo.

2015-03-29 12.40.26

Eso, es lo que yo gano cuando corro: la sensación clara e inmediata de satisfacción, de superación, de que todo lo que me proponga seré capaz de conseguirlo… Correr es muy aburrido, para algunas personas, incluso para mí en muchos momentos, pero sigue siendo un rato conmigo misma que no cambio por nada del mundo!

Ánimo a todos los que corréis vuestra “maratón” particular. Vosotros podéis. Sólo está en vuestra cabeza. No os paréis.

Nos vemos en Facebook y Twitter!



El movimiento es vida!



Y por una buena causa más!

Desde el mes de Enero, comparto y participo en la organización de planes solidarios con Bubbles Dive y Uno entre cien mil.

Me he propuesto no quedarme en casa, aunque me cueste y el sofá se presente como una tentación casi irresistible…

Ya en una dura etapa empresarial anterior fui parando hasta que acusé tanto la falta de activación que decidí NUNCA MÁS.

Y aunque me faltan horas (seguro a que tod@s os pasa lo mismo), me pongo en movimiento cada fin de semana, con más o menos esfuerzo, con el propósito, a veces, de sólo dar el primer paso, porque sé que venciendo la pereza de ese primer instante, todo está hecho. Y así es.

Y no sólo me anima el ir a hacer cosas… Estoy conociendo (no pasando el rato… no: CONOCIENDO) a un montón de gente interesante, de esa que merece la pena, que lo ha pasado tan bien, o tan mal como cualquiera. Personas que me sorprenden y que me hacen ver que “lo mío” no es para tanto. Y es que todos tenemos algo bueno que aportar… cada uno en lo suyo.

Así que en el post de hoy, os animo a que hagáis cosas con grupos de personas nuevas, que os harán experimentar un rato diferente en vuestras vidas y olvidaros del estrés, de las prisas y de la rutina.

Todo esto hemos hecho a lo largo de ya, casi dos meses!

- Ruta por el nevado Hayedo de Motejo. Simplemente espectacular.
Ya me gustó la primera vez que fui (ver “Érase una vez…“), pero os aseguro que es repetible hasta la saciedad. Un reducto en Madrid.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

- Raquetas por Peñalara. Mereció la pena el madrugón. Todos volvimos a la infancia durante esa mañana, rodando por la nieve, tirándonos por las pendientes como si fueran toboganes, hundiéndonos hasta la cintura y riendo como cuando éramos pequeños…

 

- Visitas guiadas por Madrid (Barrio de las Letras y Madrid de los Austrias), con tapeo por los rincones más curiosos. Y es que parece mentira lo poco que conozco Madrid… Con lo que me gusta!

 

- Y la obligada escapada a esquiar, a Ezcaray. Qué decir de este pueblo, que atrapa, con sus calles y sus casas, sus historias (que al coger la argolla de la plaza de la verdura ya eres libre!), sus vinos, sus tapas, su gente, sus alrededores.

 

Gestionar así el estrés es un auténtico lujo!
Síguenos en Facebook y Twitter. Y no te pierdas las quedadas!



Adiós al sedentarismo



Ayer en el telediario informaron de que el sedentarismo es otro de los grandes males que padecemos en este siglo. Junto con la obesidad y el tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades más comunes de este siglo, entre otras las cardiovasculares.

No hay más remedio: Toca moverse! Las personas que no tienen hábito pueden empezar por andar 30 minutos al día para activarse. Lo ideal es hacer trabajar al corazón… un poquito, así que lo más indicado es practicar “actividades de cardio” (correr, bailar, montar en bici, nadar,…).
Si necesitas algo de motivación, os dejo el post “Previa Motivación” para volver a echarle un ojo.

Pero si aun así te cuesta ponerte en marcha, hay otras alternativas que pueden resultar apetecibles. Lo importante es empezar a adquirir hábitos saludables de forma amena para ti. Las visitas a entornos naturales o urbanos cerca del lugar donde vives resulta fácil de organizar y barato. En mi caso, opto por las alternativas organizadas Y SOLIDARIAS.

El pasado fin de semana (me retrasé en el post… “Sorry”), nos fuimos a conocer Madrid!

Actividades con Bubbles Community-Bubbles Dive

Las visitas guiadas por Madrid están dentro de las variadas actividades con las que Bubbles Dive pretende “hacer más fácil” que nos pongamos en marcha mental, física y socialmente.

El sábado amaneció un día frío, pero soleado y descubrir Madrid cuando está despertando resultó una experiencia muy repetible.

Quedamos en la Plaza de Jacinto Benavente para recorrer, de la mano de nuestra encantadora guía Eva, el Barrio de las Letras y ver dónde se emplazaron en las afueras del Madrid de hace unos siglos las corralas de la capital, donde vivieron Lope de Vega o Cervantes, y de paso saber, porqué en Madrid hay una calle que lleva por título “la del León”.

 

Bubbles Community y Uno entre Cien Mil visitando Madrid

Aquí estamos todo el grupo que fuimos a visitar Madrid con Bubbles Community, enseñando nuesrtos dorsales de Uno entre Cien Mil.

De nuevo con la intención de “hacer algo más”, nos colgamos los dorsales de Uno entre Cien Mil y paseando sin prisa, pero sin pausa durante 2 horas, entre sastrerías, tabernas y pastelerías con mucha solera, más encanto y elevado prestigio en sus quehaceres, me di cuenta de lo poco que conozco Madrid, a pesar de que es una ciudad que me encanta…

Terminamos la “tournée” probando lo mejor de los bares de Madrid. Cerveza de elaboración casera en pleno Madrid, morcillo en salsa, croquetones caseros de jamón, berenjena frita con salmorejo y miel o chipirones a la plancha fueron algunas de las delicias que acompañamos con moderación con vinos y cañas en agradable compañía. Sin pan, ni patatas fritas, y consumidos con sentido común, son perfectamente aceptables si queremos combatir los excesos calóricos navideños.

A quién le da pereza activarse así?

Sigue nuestros planes en Facebook y Twitter.



Preparando la Media Maratón



Todo llega en esta vida y, aunque yo estaba convencidísima de que nunca iba a verme diciendo esto, voy a correr mi primera Media Maratón.

Hace meses que reactivé mi abandonada vida social y estoy gratamente sorprendida del cambio que está sufriendo mi entorno. Seguimos quedando para comer y tomar algo, pero estamos empezando a hablar de eventos deportivos que podemos compartir juntos.

Unos cuantos amigos se apuntan a la Media Maratón de Madrid y me voy con ellos!!

Algunas personas piensan que el running es un deporte poco atractivo, pero es fácil de practicar y muy motivador. Por eso, tanta gente sale a correr. Yo ya dije adios al gym y me comprometí con actividades que me permiten mantener un buen fondo físico y las puedo compartir con amigos o gente nueva. El año pasado empecé a entrenar, a ir a la piscina y a salir en bici sola. Y este año ya somos un grupete de amigas!

Pues con este nuevo propósito me he puesto a investigar para empezar a entrenar.

Lo primero, revision a la Categoría Fitness del blog The Beauty Mail de Cris Mitre, Mujer que Corre. Me parece que contar con las experiencias de alguien que empieza de cero en las carreras te ubica y es un buen referente. El mensaje más importante: TOMÁRSELO CON CALMA. Ir paso a paso para lograr el objetivo: recorrer los 21 km completos.

Además combina muy bien elementos técnicos con lo necesario para ir fabulosa! Durante el año pasado ya me fui equipando y este año solo tengo que invertir en un buen pulsómetro y en cambiar mis zapas.

Sin embargo, 21 km son muchos km y hay que combinar Carrera, con ejercicios para fortalecer músculos y ligamentos, además de no saltarselos estiramientos!

He ido en busca de planes de entrenamiento para empezar y sin duda me quedo con los de Alba García (la puedes visitar en su blog Yes we run).

Alba García

Alba García

Esta atleta propone planes de entrenamiento generales que luego adapta de forma personalizada (muy en la línea de Science in Beauty). Tuve la suerte de coincidir con ella hace poco y se ofreció a ayudarmeno pude decir que no!. Ahora solo espero no darle mucho la lata!

Empiezo con el Bloque I del plan de entrenamiento que colgó en su blog para preparar 10Km y Media Maratón.

Gracias Alba!!

Seguimos en contacto en Facebook y Twitter!



Busca tu equilibrio



La ausencia de equilibrio entre los diferentes aspectos importantes de la vida de una persona causa malestar mental y físico, por lo que hemos de aprender a organizarnos para atender lo que es realmente importante en nuestra vida como personas.

Recupera el equilibrio.

Expertos en psicología han realizado “Mapas” que nos ayudan a reflexionar sobre cómo están de atendidos nuestros “compartimentos vitales”. En el caso que os muestro, el Dr. J. A. Yzaguirre y la Dra. C. Frazier, proponen la vida como una casa de 7 habitaciones, esenciales y comunicadas con las demás:

1. Salud: corresponde al aspecto físico y engloba alimentación, ejercicio- estiramientos y descanso. Es muy importante cuidar la alimentación, realizar ejercicio físico y/o estiramientos (cuando no podamos practicar deporte) y descansar adecuadamente tiempo suficiente.

2. Familia: corresponde al aspecto emocional de nuestra vida. La familia nos aporta las relaciones de amor fundamentales que necesitamos. Es importante el tiempo que pasamos en familia y la calidad de nuestras relaciones.

3. Amigos: corresponde al aspecto social. Las relaciones de amistad proporcionan seguridad psicológica para ser quienes somos. Los estudios científicos indican que son necesarios de 7 a 10 amigos íntimos para estar sanos y superar las dificultades. Como en el caso anterior, es importante valorar la calidad de nuestras relaciones y el tiempo que dedicamos a cultivar o hacer amistades nuevas.

4. Espiritualidad: corresponde a los aspectos de valores y creencias personales (sean cual sean éstas) y engloba en ella el tiempo de meditación, de introspección. El cuidado y dedicación de esta “habitación” tiene gran impacto en las demás y en nuestra calidad de vida!

5. Trabajo: corresponde con un aspecto mental si la actividad fundamental para programar y ejecutar el trabajo es predominantemente mental (puede englobar un componente físico en algunos casos, y/o social). En general es lo que nos lleva más horas y energía de nuestra vida. Es muy importante aprender a gestionar el estrés y organizar el tiempo que le dedicamos para poder tener una vida equilibrada.

6. Aprendizaje (Formación continua): corresponde al aspecto mental y nos permite estar estimulados mentalmente mientras conocemos a gente nueva, mejoramos a nivel profesional o simplemente aprendemos idiomas o actividades nuevas.

7. Actividades que tengan en cuenta una Comunidad: corresponde al aspecto social y engloba también el mental. Estudios científicos demuestran que ser generosos con nuestro tiempo y participar en actividades que nos hagan sentir útiles nos refuerza psicológica y emocionalmente.

Para poder mantener el equilibrio en tu vida de forma duradera y estable, reflexiona sobre éstas 4 cuestiones y utiliza el cuadro para ayudarte a cumplir tu planificación:

1. ¿En qué te gustaría mejorar? Tu visión.
Responde a esta pregunta con frases y actitud positiva en vez de negativa: promover el orden en vez de terminar con el desorden.
Define de forma general tus metas personales para sentirte a gusto con lo que haces.

2. ¿Por qué es importante mejorar en eso? Tu motivación.
Responde a esta pregunta basándote en tus valores personales y no en razones externas.

3. ¿Cómo vas a hacerlo? Tu estrategia.
Responde de forma realista y concreta, para que puedas abordar el cambio dentro de tus posibilidades y de forma gradual.

4. ¿Cuándo vas a hacerlo? Tu horario específico.
Decide cuánto tiempo es suficiente en cada caso para conseguir tu bienestar. No todos los aspectos requieren el mismo tiempo… Esto te ayudará a centrarte en lo importante.

Equilibrio entre las 7 facetas más importantes de la vida

Cuadro para planificar el equilibrio entre las 7 facetas más importantes de la vida.
Dr. JA. Yzaguirre y Dra.C. Fraizer (Casados y Felices, 2004).

Espero que todo lo que he compartido a lo largo de este tiempo os tan útil como lo ha sido para mí.

Seguimos conectados en Facebook y Twitter!



Feng shui para crear ambiente



Es indudable el poder que tienen los espacios en los que nos encontramos de modular cómo nos sentimos en ellos: más tranquilos y relajados o con ganas de salir por donde habíamos entrado… ¿Os han contado alguna vez lo de que las pizarras del cole son verdes porque es un color que relaja la vista? Pues es lo mismo, pero a gran escala. El espacio y la distribución del mismo, así como las cosas con las que lo ocupamos y cómo las organizamos en ese espacio, son determinantes a la hora de disipar o acentuar nuestro estrés, en el trabajo y en casa.

Crear ambiente es muy importante y más en cuestiones de relajación. Mirad los centros de bienestar! Con unos cuantos trucos sencillos de decoración podremos armonizar los ambientes para disfrutar del lugar en el que nos encontramos, sea lo que sea que tengamos que hacer!

Baño feng shui
Cuando mi chico y yo nos fuimos a vivir juntos, entre las reformas que planificamos fue dejar un espacio diáfano en el salón. Ambos somos muy creativos y llovían las ideas. Finalmente él eligió el espacio, entre los dos elegimos los muebles y básicamente yo me encargué del resto de la decoración. Y como yo cuando me pongo, me pongo… investigué sobre ambientes equilibrados y apetecibles, tomando como referencia uno que me encanta por su sencillez y armonía: el japonés. Este estilo se basa en el Feng shui, que puede llegar a ser tan complejo como esta cultura.

Me leí todo lo que caía en mis manos y finalmente, el libro que utilicé como guía fue “Feng Shui para occidente”, de Terah Kathyrn Collins.

Feng Shui para occidente Terah Collins

No sólo utilicé los trucos que aprendí para decorar mi casa nueva, sino para reorganizar otros espacios que ya estaban amueblados, como mi despacho. Y el cambio es genial, satisfactorio y saludable!

Los pasos más importantes a la hora de reorganizar un espacio para que resulte confortable y agradable de habitar son dos:
1. Revisa bien el espacio que quieres cambiar: forma de la habitación (rectangular, redondeada, cuadrada,…), de qués están hechas las paredes y el techo, la luz que hay, colores de la pintura, cortinas, distribución de los muebles, si hay muchas o pocas cosas, cómo están distribuidas (si están organizadas o no),… todo.
Es muy importante ser conscientes de todo. Por ejemplo, el lugar de trabajo puede ser compartido o no, depende de los muebles que haya y de cómo estén dispuestos, de la luz y de cómo organicemos el material, si hay plantas o no,…
2. Pensar concienzudamente a qué vas a dedicar el espacio y cómo te sentirías mejor en él, siempre con las premisas determinadas en el punto anterior. Por ejemplo, un despacho comunitario, en el que las mesas están unas frente a otras, quizá podamos mejorarlo con una buena altura de la mesa y la silla, una buena iluminación, mejorando la ventilación, con la presencia de plantas y organizando mejor nuestro espacio.

Despacho múltiple

Una vez analizadas las dimensiones de las posibilidades de restructuración, podremos mejorar algunas cosas y otras quizá no, pero con la mesa despejada y manteniendo el orden, trabajaremos de forma más eficiente porque nuestro entorno nos favorece (cuando todo está ordenado sabemos siempre donde están las cosas y no perdemos tiempo en buscar nada y hay sensación de control).

Además, hay un sencillo truco que permite mejorar considerablemente la armonía de nuestro entorno: la presencia de los 5 elementos Feng shui (tierra, madera, metal, agua y fuego). Si los 5 elementos están presentes el ambiente será más armónico que si prima alguno por encima de los demás.

Ciclo constructivo-destructivo de los 5 elementos Feng shui.

Ciclo constructivo-destructivo. Los 5 elementos Feng shui, cuando están presentes, aportan equilibrio al ambiente. Cuando todos estén presentes, pero un elemento predomine sobre otro, habrá que hacer presente o aumentar su elemento destructivo para equilibrarlo.

Existen elementos representativos de cada uno de los 5 elementos Feng Shui:

Elementos 1Elementos 2

Pongamos como ejemplo la oficina de la fotografía anterior. Los materiales y los colores de la estancia y del mobiliario representan elementos determinados, así que podremos identificar si hay más cantidad de uno o de otro y equilibrar su presencia.

Existe tarima (MADERA), al ser un espacio diáfano, suponemos que las paredes son de ladrillo (TIERRA) y cristal (AGUA). Las mesas y ordenadores blancos representan METAL. Si las mesas fueran de madera, predominarían este elemento y su contrario el metal (ver en ciclo constructivo-destructivo que el metal EXTINGUE la madera). Las sillas negras representan AGUA. Están presentes todos los elementos excepto el FUEGO.

Si uno no pudiese actuar sobre este ambiente colgando cuadros o introduciendo elementos representativos del FUEGO, puede decorar su propia mesa, sabiendo que predominan el metal y la madera.

Seguiremos profundizando en armonizar entornos en próximos post! Espero que os haya gustado…

Seguidnos en Facebook y Twitter!



El mejor regalo para tí y para los demás



Después de medio año de publicaciones, casi hemos revisado todos los puntos que debemos abordar para dominar el estrés y ser personas más felices y plenas.

Hemos analizado por qué son tan importantes la respiración consciente, el ejercicio físico, la alimentación sana, un descanso adecuado, las terapias táctiles y el pensamiento positivo.

Y también hemos propuesto herramientas que nos ayudarán en la gestión del estrés:

- cómo aprender a respirar, especialmente con la respiración abdominal que resulta tan relajante,

- el tipo de ejercicio que mejor se adapte a la etapa en la que nos encontramos: prácticas suaves como yoga o pilates, iniciación al cardio con running, bici y natación, o deportes de grupo para estar en forma y relacionarse en ambientes sanos y divertidos como el padel¸el buceo o cualquier actividad dinámica en grupo si perteneces a un club,

- qué alimentación elegir para mejorar la asimilación de nutrientes y la excreción de desechos,

- el ritual del sueño para descansar cuando más lo necesitamos, tranquilizando cuerpo y mente,

- masajes terapéuticos, con técnicas de auto-masaje,

- pensamiento positivo, entrenando a nuestra mente a través de la meditación y de la motivación en una actitud positiva que nos ayude a superar momentos difíciles, sean cuales sean.

Hoy, haciendo repaso de todos estos puntos tan importantes para nosotros, seamos conscientes de ello o no (tanto se la importancia de estos puntos como de los puntos en sí mismos), hay algo que se ha mencionado a lo largo de los post de la gestión del estrés, pero que nunca ha sido protagonista de un post individual: la importancia de pensar en uno mismo.

amarse-a-uno-mismo-es-38632

Recuerdo que cuando estuve aprendiendo a gestionar mi estrés, éste fue uno de los puntos más controvertidos para mí. Dudé mucho sobre lo que esta frase significaba para mí, porque lo entendía como algo egoísta. Y nada más lejos de la realidad, aunque así pueda parecer…

Apenas tenemos tiempo para poner la lavadora o hacer la comida, y pensar en uno mismo, hoy por hoy, parece impensable si uno no es soltero! Pero es algo que deberíamos hacer todos y cuanto más ocupados estamos, más importante se vuelve cuidarnos, tener espacio para escuchar nuestras necesidades, a nuestra mente y a nuestro cuerpo.

En realidad es la mejor inversión, el mejor regalo que podemos hacer a los demás y a nosotros mismos!

Nuestra pareja, nuestros hijos, nuestras familias y amigos, disfrutarán de personas felices y centradas, de ratos de diversión y experiencias plenas en vez de entes estresados, angustiados y con tendencias de pensamiento pesimista que convierten los ratos juntos en sesiones de terapia psicológica para superar su propia vida…

Siempre he pensado que nuestra única obligación en la vida que nos ha tocado vivir (al menos, en la mía) es la de ser felices. Creo que tenemos la obligación moral de ser conscientes de la suerte que tenemos en general, de estar frecuentemente sanos, de superar periodos de enfermedad, de tener las necesidades básicas cubiertas (y la mayoría de las veces de vivir con más cosas de las que en realidad necesitamos), de estar rodeados de personas que nos quieren, de tener la oportunidad de trabajar en ocupaciones vocacionales, de ir de vacaciones y viajar…

Os puedo asegurar que educar mi mente ha sido, con mi renuncia al tabaco, una de las cosas que más y mejor calidad de vida me ha dado, porque todo lo demás ha ido rodado y me siento feliz. Sí… soy una persona feliz, y ese estado en el que me encuentro no depende ni de las personas que me rodean, ni del trabajo que tengo, ni de la casa en la que vivo, ni de lo que como. Soy feliz porque he decidido ver el lado positivo de mi vida, porque he aprendido a anteponerme, siendo coherente conmigo misma (no egoísta, que es diferente), creciendo y siendo una persona cada día más autónoma en todos los sentidos. Tengo problemas como todo el mundo, pero también tengo el profundo convencimiento de que todo pasa y que si yo estoy bien, todo lo que suceda a mi alrededor me distorsionará menos.

Y si a alguien le sirve, como en su día me sirvió a mí, os animo a que os reservéis ese espacio vuestro, intimo, sin nadie más, que aprendáis a escuchar lo que en el fondo necesitáis (la meditación es la bomba!) y que aprendáis a daros lo que necesitáis buscando y construyendo vuestra propia vida, sin demandar a los demás lo que solo vosotros os podéis dar…

Seguimos conectados en Facebook y Twitter!



¿Dieta de sueño o buenos hábitos?



Ahora que llegan días de descanso, puede ocurrir que cuando empezamos a sentir que estamos de vacaciones, el día de incorporarse al trabajo está a la vuelta de la esquina. Y es que como pasa con la comida, es mejor incorporar cambios estratégicos para mantenernos repletos de energía, que tener que ponernos a dieta de sueño. Cuidar la alimentación, eligiendo lo que vas a comer, cuándo lo vas a comer y siendo consciente de cómo comes, es mejor que lanzarse a una dieta hipocalórica que nos dejará el cuerpo irreconocible si perdemos muchos kilos de golpe (y que casi siempre se recuperan rápidamente porque no se ha cambiado un hábito…).

Hamaca y descanso

Como ya publiqué en el post “El descanso y el estrés”, contamos con trucos, que los expertos aconsejan mantener durante tres semanas para re-educar al cerebro, preparando mente y cuerpo para una reparación integral en la se NO REM del sueño. Recordemos:

1. Fijar un horario para ir a la cama y otro para levantarse, respetando los biorritmos, acostándonos de noche y levantándonos de día (abre bien una ventana y date un buen baño de luz!).
2. Realizar ejercicio aeróbico, al menos durante 30 minutos para favorecer la liberación del estrés (no hace falta que sea inmediatamente antes de irse a dormir).
3. Relajarse con una ducha o baños caliente durante 15-20 minutos.
4. Cenar ligero dos horas antes de ir a la cama.
5. Descargar la mente de lo que nos preocupa: trabajo (si hay que llevarse trabajo a casa, hay que asegurarse de parar a una hora razonable Y NO LLEVARSE EL TRABAJO A LA CAMA), ideas recurrentes, problemas,… (Elsa Punset recomienda escribir en un papel “De …(lo que preocupe)… me ocuparé mañana” y decirlo en voz alta, como si fuera una orden para el cerebro). También es aconsejable la meditación.
6. Utilizar la cama sólo para dormir (para actividades que no impliquen actividad mental)… No te lleves trabajo a la cama, ni mires tablet ni móvil, no leas y no enciendas la tele ni por supuesto el ordenador…

Pero podemos ir más allá…
Conocer nuestro ciclo natural nos ayudará a organizar nuestra actividad (mental y física) en función de nuestro ritmo natural, nos hará sentir con más energía. Hay personas más madrugadoras y otras más “nocturnas”. No quiero decir insomnes, sino personas que se encuentran de forma natural más activas por la noche que por el día.
Yo por ejemplo, tengo un alto rendimiento mental por las mañanas que decae, favoreciendo que dedique las tardes a tareas más físicas. Y soy más diurna que nocturna.

También es fundamental tener en cuenta nuestras circunstancias (no todas las épocas son iguales y no siempre nos afectan de la misma manera).
- Detectar qué nos está afectando, para gestionar la causa de nuestro estrés,disminuirá la ansiedad (el insomnio es una consecuencia de niveles altos y/o mantenidos de estrés).
- El entorno importa, y crear en el dormitorio una atmósfera adecuada también puede ayudarnos. Aquí van algunas cosas importantes a tener en cuenta:
1. Tener una cama y almohada cómodas en un ambiente lo más despejado y ordenado posible. Yo soy una persona que extraña mucho la cama, pero os aseguro que después de haber probado la del Sheraton 5*, he concluido que la calidad ayuda…
2. Que la luz sea la adecuada. A mí me cuesta mucho conciliar el sueño cuando la luz entra desde las farolas de la calle y he de bajar la persiana. Además, tengo luces indirectas con velas. A veces pongo música mientras me desmaquillo y me lavo los dientes.
3. Introducir colores y elementos que nos relajen, pintando o cambiando las cortinas y la ropa de cama o poniendo cuadros o elementos de decoración que evoquen tranquilidad. Yo prefiero colores claros que me recuerdan al verano (y además destacan con la luz tenue).

dormitorio-relajante2

Y para etapas en las que a pesar de todo nos despertamos en medio de la noche, los expertos aconsejan evitar hacer cualquier cosa mencionada o relacionada con el punto 6 (yo ahora dejo el móvil en el cuarto de baño), intentar relajarnos mediante respiraciones (para mí la abdominal es la más relajante, aunque también he probado con el automasaje).
Si aun así, no consigues relajarte, sal de la cama y recurre a tareas sencillas, hasta que vuelvas a sentir sueño. Yo suelo hacer estiramientos con meditación o prepararme una infusión mientras recojo la cocina, la ropa del tendal, plancho o cocino hasta que me entra sueño.

Espero que este post os sea de utilidad.

Nos vemos en Facebook y Twitter.



El descanso y el estrés



Necesitamos dormir para reparar el cuerpo: especialmente la piel se beneficia de nuestro descanso, tal y como vimos en el post de los ritmos circadianos de la piel.

Y también la mente, ya que no dormir bien disminuye nuestras capacidades de concentración, comunicación, toma de decisiones, de adaptación y perdemos agilidad mental.

Dependiendo de las necesidades de las personas, el descanso nocturno debe ser de 7 a 9 horas, siendo recomendable también una siesta de 20 a 40 minutos, aunque con 10 minutos será suficiente.

Descanso
Cuando se padece estrés, el sueño suele verse alterado y hay varios trucos para mejorar el sueño. Probar lo que mejor te sienta es lo ideal:

1. Cenar ligero, sin tomar bebidas excitantes y al menos, una hora antes de ir a dormir. Tomar infusiones después de cenar puede resultar muy relajante.

2. El periodo previo a irse a la cama dedicarlo a estar relajado (no trabajar), pudiendo hacer ejercicio previos de meditación, respiración y relajación.

Os dejo una entrevista de Elsa Punset en el Hormiguero (pincha para acceder al vídeo) donde explica qué es el sueño y da unas pautas de rutina para mejorar el descanso en etapas difíciles. En 21 días, el hábito quedará incorporado y descansarás mucho mejor.

Elsa Punset

Seguimos conectadas en Facebook y Twitter!



Pasados por agua



Así queremos pasar ya la mayoría de los días con este calor… Y aunque cualquier opción es buena (especialmente en Madrid), vamos a ver algunas diferencias importantes a la hora de elegir donde remojar el palmito, porque el agua es un agente terapéutico y de belleza, y ya los griegos documentaron el uso de las aguas termales y mineromedicinales en los balnearios. Yo descubrí todas las maravillosas opciones que posee el agua en mi módulo de Hidroterapia y Balneoterapia del curso de Naturopatía.

Cuando el termómetro se dispara, la manguera y la hamaca en la terraza de casa, al más puro estilo “Hawai-Bombay” de Mecano siempre es una opción, pero la piscina municipal o de algún amigo, a ras de césped, es lo que predomina. Sin embargo, todos hemos padecido los efectos del insoportable cloro: piel seca, ojos rojos, e incluso cambio de color en el pelo (mechas verdes), en el peor de los casos.

A mí el año pasado me tocó pasar el verano en Madrid, igual que éste, y busqué algunos sitios cerca de Madrid para ir a hacer escapadas en un día y disfrutar de algo diferente. Y de perdidos… al río! Las presillas, con pateada a primera hora y visita al Paular, o las piscinas de Buitrago de Lozoya con cena en la plaza y paseo por el pueblo son dos de mis elecciones preferidas para huir del calor disfrutando de entornos naturales que me atraen bastante más que la pisci, a la que voy simplemente a nadar.

En el río Cabriel

En el río Cabriel

Por supuesto, siempre que puedo, el mar es mi termorregulador preferido. Es como un calmante generalizado. No sólo le sienta de maravilla a mi piel grasa, junto con los baños de sol, si no que los sonidos en la playa del agua y las gaviotas son mis mejores agentes terapéuticos.

Afortunadamente ahora no tenemos que recorrer muchos kilómetros para disfrutar de los beneficios del agua, aunque sea clorada, en los SPA en la ciudad. Ya el mero hecho de estar en una piscina con agua caliente y el efecto de los chorros es relajante. Lo ideal es hacer un recorrido en un balneario que además de la zona lúdica, tiene aguas mineromedicinales (ferruginosas, bicarbonatadas, sulfurosas, sulfatadas, sódicas magnésicas, cálcicas e incluso radiactivas) con diferentes indicaciones. En Madrid podremos encontrar una buena opción en Carabañas.

Balneario en Carabañas (Madrid)

Balneario en Carabañas (Madrid)

Además de que el agua puede cargarse de aguas mineromedicinales al recorrer la tierra para aflorar en manantiales, también puede hacerlo a diferentes temperaturas (las termas eran famosas en Roma), cuyo efecto también resulta terapéutico. Las vacaciones son una etapa estupenda para aprovechar todas las buenas propiedades del agua si nos informamos de los recursos naturales con los que cuenta nuestro destino.

Caldeiras en Sao Miguel (Azores)

Caldeiras en Sao Miguel (Azores). El agua sale del interior de la tierra caliente y se mezcla con el agua fría del río.

Seguimos conectados en Facebook y Twitter!



Masajes para combatir el estrés



Hay muchos estudios científicos que demuestran que antes que la necesidad de alimento está la de comunicación a través del tacto, para el correcto desarrollo y crecimiento de los seres humanos. De hecho, ya es habitual en muchos hospitales que ofrezcan a los papás que acaban de tener un bebé la práctica del “piel con piel” o si se quedan ingresados, tenerlos en brazos durante un tiempo mínimo al día. Y se ha demostrado que la recuperación de personas enfermas es más rápida si existe contacto físico con los pacientes.

Necesitamos abrazarnos, cogernos de la mano, sentir a los otros.

Pero los avances tecnológicos, que nos permiten hacer cada vez más cosas, nos alejan de este contacto básico y fundamental, eso sí, aumentando nuestro número de amigos en Facebook y pudiendo tener más de 5 (y muchas más en algunos casos) conversaciones simultáneas por WhatsApp. Y en el siglo XXI, en la era más “avanzada” de la humanidad, hemos de pagar para poder obtener los beneficios que aporta estar en contacto con otros.

images

Hoy en día, entrar en un centro especializado (estética/bienestar/fisioterapia), es como ir a un restaurante. Has de pedir la carta y en muchos casos preguntar para recibir aclaraciones sobre los masajes que prestan porque hay mucha variedad.

Independientemente de la técnica utilizada y de lo específico de cada una, sí hay denominadores comunes de los masajes, entre los que destacan la activación de la circulación y la recuperación de los tejidos (músculos si el masaje es más profundo o linfático/piel si el masaje es más superficial).
Uno de sus efectos más potentes es la relajación, siendo una herramienta eficaz para combatir el estrés, ya que favorece la liberación de endorfinas.

Como consecuencia de la activación de la circulación se reduce la presión arterial y el ritmo cardíaco y cuando se trata de la liberación de endorfinas es la tensión, el dolor y el insomnio lo que disminuye.

En épocas de mucho estrés es conveniente ir a recibir masajes. Con 20 o 30 minutos es suficiente y ya notaremos sus beneficios.

Si no es posible acudir con tanta frecuencia podemos recurrir a técnicas de automasaje que permitirán aliviar el estrés en pocos minutos. En este caso, es recomendable automasajearnos frecuentemente (al final de cada jornada de trabajo, por ejemplo).

Las zonas que es necesario trabajar son:
1. Sobre las sienes, apoyaremos las yemas de índice, corazón y anular y realizaremos círculos en sentido contrario a las agujas del reloj.

Automasaje sienes

2. Borde interior de las cejas, justo por debajo de las cejas, colocaremos las yemas de índice, corazón y anular y realizaremos una ligera presión durante unos segundos para luego soltar. Repetiremos hasta sentir que la tensión se ha liberado.

3. Mandíbula, realizando círculos en sentido contrario a las agujas del reloj. Para realizar cierta presión abarcando un área mayor apoyaremos las últimas falanges de los dedos sobre la zona (no sólo las yemas).

Automasaje mandícula

4. Cuello, con la mano contraria a la zona que vayamos a trabajar, realizando círculos en sentido contrario a las agujas del reloj. Comenzando en la parte superior y descendiendo hasta la espalda.

Automasaje cuello

5. Zona alta de la espalda, con la mano contraria a la zona que vayamos a trabajar, realizamos un movimiento de amasamiento del músculo (mano en la izquierda de la fotografía inferior). Comenzando en la parte más cercana al cuello y terminando en la parte más cercana al hombro.

Automasaje 1

Automasaje 2

Terminar con tres respiraciones profundas.

Espero que este post os ayude a relajaros y a liberar vuestros estrés!

Seguimos conectados en Facebook y Twitter.



Next 1 2 3